1º de Mayu, intervención de Laila na Sindical y unes semeyes más de la manifestación:

Queríos compañeros, queríes compañeres, pidiéronme unes pallabres en defensa de la pervivencia d’esta Casa Sindical.
Sabéis que quieren derribánosla, que quieren echanos del sitiu onde aconceyaron los nuesos güelos pa lluchar pola so dignidá y polos nuesos drechos, nel que atoparon solidaridá y ayuda les nueses madres, los nuesos padres, la nuesa familia xixonesa trabayadora.
Y yo entrúgome,¿qué tendrá esta casa que tanto conmueve a quien tan poco sabe d’ella?

 

Como toos tendréis sintío, va poco, reabriós en el Ayuntamientu de Xixón un alderique sobre’l futuru d’esti edificiu. Bueno, vamos esclariar que nun foi un alderique: foi direutamente la solicitú del soderribu propuesta pol grupu municipal de Ciudadanos y
secundada polos sos corifeos a la drecha y a la izquierda (ye lo que tién tar nel centru, que yos caes bien a toos y secúndente darréu). Y tamién vamos esclariar que ye un alderique al que nun convidaron nin a los sos propietarios*, nin a los sos llexítimos usuarios, nosotros y nosotres, la clastraba y adoray los nuesos sindicatos de clase.

Equí delantre, nel Solarón, tá prevista una gran inversión urbanística que va concretase, ente otros equipamientos, n’edificios de gran luxu pa viviendes y oficines.
Despexar la incógnita ye perfácil; ye una cenciella regla de tres: políticos al serviciu del so amuye a especulación inmobiliaria, como iniciativas municipales ye a X . Y la X paez que ye esta Casa, y la so actividá sindical, que cuanto más llone tea de la clas política y de la
especulación inmobiliaria, más tayada saquen y meyor pa toes elles.
El so pensamientu ye ésti:¡Lo bien que quedaría nesti solar un nueu edificiu d’esos polivalentes y enllenu de franquicies y lo mal que queda tou esty desfile de trabayadores y precaries…!

 

Nesti intentu de barrenos de la so vista usáronse tres tipos d’argumentos escontra los que tenemos que combatir: argumentos ignorantes, argumentos falsos y argumentos mezquinos.
Los argumentos ignorantes: en pallabres de quienes quieren atentar escontra la nuesa casa: “la sindical ye un edificiu feu, y ensin de ngún valor arquiteutónicu”. Esto,amás de ser un argumentu demasiaos oxetivu pa usalu en dalgo tan serio como un derribu d’un edificiu hestóricu, ye una opinión que confirma la desinformación dafechu de la mayoría de la nuesa clase política.

Si consultaren a quien sabe, al Colexu d’Arquiteutos, a los hestoriadores, a la Universidá, que pa eso tán, diríen-yos que esti edificiu planeáronlu los hermanos Somolinos, unos arquiteutos asturianos formaos na República. Francisco y Federico Somolinos, planearon l’edificiu de la Sindical siguiendo les premises del llamáu Movimientu Modernu, un estilu internacional, herederu de les idees de Le Corbusier y de la Bauhaus, que lo que pretendía yéra dotar a los edificios de la máxima funcionalidá, al serviciu de los usos que fuera dase a cada construcción. Al exterior, son edificios de volúmenes marcaos y arriesgaos, pero austeros, con poca decoración. Esta triba d’edificios ye oxetu de curiáu y de proteición internacional.

Pero equí en munches de les nueses ciudaes, la ignorancia necia de los que garren decisiones, fizo desapaecer munchos d’ellos, enterrando asina una parte de la nuesa hestoria recién. Y convirtiendo buena parte de les nueses ciudaes en falsos decoraos neobarrocos, o falsamente modernos, que empiecen a imitase abondo unos a otros.

Los argumentos falsos son los que pretenden apavorianos nel sentido d’una mala construcción y el grave deterioru del edificiu con fatales consecuencies… L’edificiu nun tién anguañu problemes estructurales de construcción: asina lo afirmen los espertos que lu
visitaron. L’aspeutu de la Casa Sindical respuende únicamente a la falta d’un mantenimientu afayaízu. Una riestra d’intervenciones nefastes y estremaos parches de perbaxa calidá a lo llargo los años, fueron deteriorando’l so aspeutu.

 

La Casa Sindical, efeutivamente, necesita unes igües, una buena intervención de conservación. Y eso ye lo que deberíemos d esixir a les autoridaes competentes. Y que nun nos quieran engañar con argumentos económicos especulativos: nesti casu, lo mesmo
que na mayoría de casos, un derribu y una nueva edificación sedríe, económicamente, muncho, muncho más costosa.

Y per último, los argumentos mezquinos. Argumentos mezquinos son aquellos colos que nos quieren robar la nuesa hestoria, colos que nos quieren facer desapaecer de la vista
de la ciudá. A nosotres, a la clase obrera, a les y los paraos, a les precaries, al asociacionismu, a la Casa’l Pueblu, al espíritu reivindicativu de la clase trabayadora de Xixón que ye, en sí, l’espíritu d’esta ciudá fecha d’una gran mayoría d’obreros fabriles, tamién de profesionales y comerciantes, de persones emigrantes e inmigrantes, y sobre too, de xente solidario que llucha y vela pola so dignidá y polos drechos de toes.

Creo que eso ye esactamente lo que molesta d’esti edificiu, que ye un símbolu.

Escaecen nos sos argumentos lo más importante, la memoria hestórica del edificiu:
Recordemos que nel so orixen esti solar mercáronlu les (30) sociedaes obreres de Xixón (que s’integraron na CNT) en 1913 al Ayuntamientu. Que aquellos trabayadores organizáronse pa edificar la primer Casa’lPueblu. Esta Casa’l Pueblu foi incautada nel añu 37 y derribada nel 64 pa construyir esti nueu edificiu en 1966.

Este edificiu construyóse cola llamada “cuota sindical obligatoria” que se detraxo del sueldu de tolos trabayadores mientres los cuarenta años de la dictadura.

¡Güeyu! Nun se construyó coles perres del Ayuntamientu, nin con perres del Ministeriu, sinon coles perres de les y los trabayadores…, y poro, forma parte del Patrimonipo Sindical Acumulaú (PSA*).
La titularidá del edificiu puede ser agora del Ministeriu (el de Fátima Báñez), pero la realidá ye que PERTENEZ (con mayúscules) a la clase trabayadora
Los que nos representen nes instituciones, nesti casu, nel Ayuntamientu, han conocer la diferencia ente:

  • Propiedá
  • Posesión
  • Pertenencia

Esti foi sitiu de reunión de les y los trabayadores mientres abondo más d’un sieglu. De reunión, de reivindicación y de solidaridá. Al rodiu la Sindical, los xixoneses tenemos memoria viva d’acontecimientos que nos marcaron na nuesa hestoria social.

Y sigue siéndolo, porque la llucha obrera sigue vixente. Y desgraciadamente, a fuerza de polítiques que destrúin empléu y lleis xenocides escontra les trabayadores ye una necesidá vital nos nuesos díes. Esos representantes ciudadanos que piensen que la nuesa llucha ye motivu de vergoña, que les y los paraos son una llacra que hai que tapecer, que hai que tapecer a les y los precarios, que lo único importante en Xixón son les franquicies y el cachopu, Nun nos representen. Nun entendieron a esta ciudá nin al so espíritu.
Pero tenemos tolos argumentos pa defender la nuesa casa:

LA CASA SINDICAL QUÉDASE EQUÍ.
¡LA SINDICAL NUN SE CIERRA!
¡PUXA LA LLUCHA DE LA CLASE OBRERA!
¡PUXA’L PRIMERU MAYO!

*CNT reclama esti edificiu como parte del Patrimoniu Históricu del sindicatu y ta reclamáu como tal al Estáu Español.

Tags: , , , , ,

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas