DE PIQUETE EN PIQUETE PORQUE AQUÍ SE EXPLOTA.

La hostelería Gijonesa se ha convertido en una especie de juego de la oca manipulado, donde salga lo que salga en los dados, las trabajadoras siempre caen en la casilla de la explotación, creemos que es necesario e incluso nuestra obligación, señalar a los tramposos y cambiar las reglas del juego.

Esta vez es la cervecería El Convento, donde Miguel, de profesión hijo de papá, ha querido poner en práctica el método del máximo beneficio con el mínimo esfuerzo, sin respetar los derechos de la trabajadora y sin importarle lo que esta vulneración, supone para nuestra compañera.

Un año con un contrato de media jornada pero llegando a trabajar hasta 14 horas diarias. Sin cobrar ni los pluses ni los complementos propios del convenio, con casi la mitad del salario en negro y acumulando una deuda con nuestra compañera de 4600 euros.

convento_facebook

Cambios de horario a voluntad de la empresa y sin respetar los descansos, tan obligatorios como necesarios entre jornada y jornada, haciéndola doblar y avisándola a las 3 ó 4 de la mañana (después de haber cerrado) de que volvía a abrir a las 11, porque para Miguel es más importante salir de fiesta que su negocio, esto ya supone ir más allá de la explotación, es pretender disponer de la vida de una persona y ponerla a su servicio.

Nos negamos a seguir dejando el cumplimiento de nuestros derechos y condiciones laborales en manos del azar.

NO COLABORES CON LOS EXPLOTADORES

Tags: , , , , , , , , , ,

Deja un comentario