Extraido de: SOV CNT Madrid

 

La federación mujeres jóvenes que supuestamente defiende los derechos de las mujeres ha despedido el 4 de octubre de 2011 a nuestra compañera Virginia, trabajadora de la Federación, junto a otras dos trabajadoras. 

Casualmente estas tres trabajadoras son y han sido bastante críticas con la gestión en temas laborales y vinculaciones politicas que mantiene la actual junta directiva.

Aún así, la Federación Mujeres Jóvenes mantiene que su principal objetivo es la lucha por los derechos de las mujeres mientras hace lo siguiente:

– Realiza contratos temporales.
– Despide a sus trabajadoras.
– Amenaza a las trabajadoras que reivindican sus derechos.
– No facilita los medios y las herramientas para realizar el trabajo en las oficinas.
– No facilita los medios y las herramientas para realizar el teletrabajo que tienen que
realizar las trabajadoras.
– Por lo tanto, ni siquiera respeta los derechos generales de la clase trabajadora.

La Federación Mujeres Jóvenes es una entidad sin “ánimo de lucro” que aboga por los derechos de las mujeres. Esta entidad se autodenomina autónoma con respecto a los diferentes partidos políticos, pero la totalidad de su Junta Directiva está formada por mujeres vinculadas de una u otra forma al PSOE. Esta vinculación se debe a un interés partidista muy claro, algo que últimamente hemos podido observar en gran cantidad de organizaciones sociales, el interés no es otro que controlar los movimientos sociales críticos, para ello, los partidos de turno se valen de sus huestes que desembarcan de forma masiva en estos espacios controlandolo todo. A cambio, estas personas “amigas” del partido reciben grandes regalos como concejalías y cargos varios dentro del partido. Este hecho, como sabemos es realmente peligroso, ya que conocemos en nuestra historia reciente como dichos partidos se cargaron el movimiento vecinal introduciéndose en asociaciones de vecinos y vecinas y demás movimientos asamblearios.

Desde CNT creemos que cualquier tipo de asociación obrera horizontal que se diga defensora de los derechos de las mujeres, por lo tanto de la clase trabajadora, no debe venderse ante ninguna presión partidista, ni recibir subvenciones que condicionen las luchas, pero ya que estas premisas no se cumplen en la Federación de Mujeres Jóvenes, aunque se autodenominen feministas, nuestro tratamiento hacia esta organización será como el de una empresa más.

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas